Authentic Spanish Tortilla Recipe & Cooking Tips

Oh dear tortilla, how we adore you! The most classic of Spanish dishes, the tortilla de patatas is a dish riddled with tradition and a staple in any kitchen and bar around here. Try a great tortilla, a really well made one with the right kind of custardy texture, and it might be the best thing you’ll eat in Spain. Simple (deceivingly so), hearty, and delicious, it’s a bite that’s perfect any time of day. Breakfast, lunch, brunch, supper, midnight snack…once you add it to your cooking repertoire, you’ll be revisiting it time and time again.

Potatoes, eggs, salt, and olive oil – it seems simple, but putting it all together takes a bit of finesse. (We’ve even devoted an entire class to it over at Mimo San Sebastián!) Our expert chefs have years of tortilla experience and a slew of tricks and tips up their sleeves. We’ve observed their potato slicing and flawless flipping techniques, taken copious notes, and taste-tested many a tortilla to bring you our own authentic recipe. But first, here are our top tips to guide you along your tortilla adventures:

1. Be patient. Low and slow is the theme here. Don’t use high heat, don’t try to speed up the process.

2. Don’t skimp on the olive oil — and don’t use anything but olive oil. It might seem like you’re using an excessive amount, but this is what will make everything so delicious and tender in texture.

3. Season! Don’t forget about the salt or you’ll be left with a bland, sad tortilla.

4. To onion or not to onion? That is the contentious debate when it comes to tortilla, and people are divided into two definite camps. If using onions, take a little bit more time to caramelize them and you’ll be rewarded with a delectable treat full of flavor and an addictive sweetness. Take it from our Mimo San Sebastian head chef, Pato, “confit the onions in the oil first to get them golden and crispy – it takes the tortilla flavor to a whole other level!”

5. More wise words from Pato: “Always mix the egg with hot potatoes. This will warm up the mixture and means that it won’t need to cook for as long.”

6. Shake and swirl! Once you pour the eggy potato mixture into the pan, keep it in motion for a bit so that nothing gets burned.

7. Aim for custardy textures. This means flipping when the center is still a bit loose. Overcooking will result in a dry tortilla. Which brings us to our next point:

8. Be confident in your flip! This is the part that you might fear the most, but you have to be confident and act quickly. No hesitating! Swiftly flip the tortilla onto a large, flat plate, and then slide it pack into the pan.

9. Enjoy warm, cold, with a coffee in the morning, a cider at lunch, with salad for dinner, as a midnight snack… Buen provecho!

TORTILLA DE PATATAS

  • 200 mL extra-virgin olive oil
  • 500 g potatoes, peeled and diced
  • 300 g onions, diced
  • 8 organic eggs
  • salt

Heat a large sauté pan over medium-high heat. Add the olive oil and potatoes and cook until very soft. Drain, reserving the oil. In another sauté pan, heat the reserved oil and sauté the onions over medium-high heat, cooking until caramelized.

In a large bowl beat the eggs. Add the potatoes, onions, and a generous pinch of salt.

Heat a good non-stick sauté pan over high heat. Add the egg-potato mixture and turn the heat immediately to low. Cook for four minutes. Use a spatula to ensure the sides are not sticking to the pan. Then, take a big plate and place face down over the pan. Flip in one quick motion. Slide the tortilla back into the sauté pan and cook over low for a few more minutes.

Return the tortilla to the plate and serve with a bit of crusty bread.

 


 

¡Oh querida tortilla, como te queremos! Uno de los platos más clásicos de España, la tortilla de patatas es un plato lleno de tradición y un elemento indispensable en cualquier bar o cocina del país. Prueba una excelente tortilla, una que esté bien hecha en su punto perfecto de cremosidad y, probablemente, será lo mejor que vayas a comer en tu viaje. Engañosamente simple, abundante y delicioso. Una vez que lo añadas a tu repertorio, lo comerás para desayunar, almorzar, en un brunch, para merendar, cenar o incluso como tentempié de medianoche. Cualquier momento será el adecuado para comer tortilla.

Patatas, huevos, sal y aceite de oliva. Parece simple, pero juntarlo todo requiere “una poca de finura”, por eso le hemos dedicado una clase entera en Mimo San Sebastián. Nuestros chefs expertos tienen años de experiencia en tortilla de patatas y una gran cantidad de trucos y consejos guardados bajo la manga. Hemos observado sus técnicas de corte de patatas y su impecable técnica de volteado; hemos tomado cantidad de apuntes y, por supuesto, hemos catado un pedazo de nuestro resultado de auténtica receta de tortilla. Antes de contar el final, el equipo de Mimo ha decidido compartir la receta con nuestros mejores consejos para que puedas cocinar una deliciosa tortilla y disfrutar de la aventura siguiendo nuestros pasos:

  1. Sé paciente. El lema aquí es: despacio y a baja temperatura. No intentes acelerar el proceso subiendo la temperatura del fuego, porque no saldrá bien.
  2. No racanees con el aceite de oliva y no uses ningún otro tipo de aceite que no sea de oliva. Te podrá parecer que te estás pasando con el aceite, pero es exáctamente eso lo que hace tan deliciosa la tortilla, con su textura tierna y en su punto perfecto de liquidez.
  3. ¡Alíñala! No se te puede olvidar la sal si no quieres una sosa y triste tortilla.

  1. ¿Con cebolla o sin cebolla? Esa es la cuestión y el gran debate cuando se habla de tortilla en cualquier rincón español. El mundo se divide en dos respecto a este tema. Si vas a utilizar cebolla, tómate un poco más de tiempo para carmelizarlas brevemente y serás recompensado con una delicia llena de sabor y un adictivo dulzor. Hazle caso a Pato, nuestro jefe de cocina en Mimo San Sebastián: “confita primero las cebollas en el aceite hasta que estén doradas y crujientes – ¡el sabor de la tortilla es otro nivel!”
  2. Más sabias palabras de Pato: “mezcla siempre los huevos con la patata caliente, lo que hará que la mezcla se vaya calentando y no necesitará tanto tiempo de cocción después.”
  3. ¡Remover y remover!Una vez hayas echado la mezcla en la sartén, hay que mantenerlo en movimiento para que no se queme ninguna parte.

  1. Busca una textura tierna y jugosa. Esto significa darle la vuelta a tu tortilla cuando el centro todavía está un poco líquido. Cocinarlo de más supondrá una tortilla seca, lo que nos lleva al siguiente punto:
  2. ¡Voltea con seguridad y decisión!Esta es la parte que más deberías temer, pero tienes que hacerlo con seguridad y decisión, a parte de hacerlo rápido. ¡Hazlo sin dudar! Voltea rápidamente la tortilla en un plato más grande que la superficie de la sartén, y después deslízala de vuelta a la sartén para que cuaje el otro lado.
  3. Disfrútala caliente, fría, con un café por la mañana, con una vaso de sidra a mediodía, con ensalada por la noche o picotea los restos a media noche…¡Que aproveche!

TORTILLA DE PATATAS

  • 200 mL aceite de oliva virgen extra
  • 500 g patatas peladas y cortadas en dados
  • 300 g cebolla en dados
  • 8 huevos ecológicos/camperos
  • sal

Calienta una sartén a temperatura media-alta (6-7). Añade el aceite de oliva y cocina hasta que las patatas estén blandas. Colar reservando el aceite para los próximos pasos. En otra sartén, con el aceite reservado, cocinamos las cebollas hasta que estén caramelizadas a temperatura media.

En un bol amplio batir los huevos, añadir las patatas (calientes), la cebolla y un generoso pellizco de sal.

Calienta una sartén antiadherente a temperatura alta. Añade la mezcla de patatas, huevo, cebolla y sal, y bajar inmediatamente la temperatura (máx. 5). Deja que se cocine durante unos 4 minutos. Utiliza una espátula para asegurarte de que no se pegan las esquinas. Después posa boca-abajo un plato más grande que la superficie de la sartén y voltea rápidamente. Desliza la tortilla de vuelta a la sartén y deja que cuaje el otro lado a baja temperatura. Cuando consideres que está cuajado, voltear de nuevo dejando la tortilla en el plato.

Servirlo con una rebanada de pan crujiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *